En mi vida física actual me llamo Cayetano Martí. Nací en Inca (Mallorca), en el año 1918. Empecé a trabajar a la edad de 9 años de aprendiz de Herrero, después he trabajado toda mi vida de yesero, ahora ya estoy jubilado. Aprendí a leer y a escribir un poco yo solo, también algo de dibujo y pintura, soy pues autodidacta, pero ya en mis vidas pasadas conocí la pintura, música, etc., pero siempre yo, el espíritu, he ido evolucionando, avanzando en la verdadera vida, ya que el Espíritu es el TODO. Ya se ha dicho que estamos hechos a imagen y semejanza de Dios. El Infinito Universo es obra de Dios, por lo tanto todos somos hijos de Dios, mundos, soles, plantas, seres humanos, etc., en todos los mundos. El espíritu es la parte más sutil del Universo, somos ideas de Dios puestas en acción, somos pues, partes de Dios, o Mente Universal, es como una especie de modelar barro, yo voy tomando la verdadera forma que Dios me va dando, ya se pues de donde vengo y a donde voy, y para que estoy ahora en este mundo, mi misión ahora es tratar de ayudar a otros espíritus a avanzar y al mismo tiempo avanzar yo mismo. Somos pues, todos dioses en potencia, no se trata pues de creencias o culturas, sino de experiencias propias. Tanto las religiones como la ciencia física están muy lejos de la realidad del espíritu, y esta realidad o Verdad solo se alcanza avanzando el espíritu, que va acercándose más y más a su Creador. La unión con Dios es la base de todo, en el llamado astral o mundo del espíritu, es en la unión que ya conocían los profetas, Buda, Jesús de Nazareth , etc. y que yo mismo ya conozco. No es fantasía es la realidad universal, para esto Dios nos da vida propia, me refiero al Espíritu claro está, y para aclarar un poco más estas cosas diré, que yo el Espíritu me valgo por ahora de un cuerpo físico y de un cerebro para almacenar ideas, pensamientos, etc., el atraso o ignorancia de muchos seres humanos está en que confunden las cosas, y se creen ser ideas, cerebro, energía, etc., y claro está que el Espíritu se queda encerrado, aprisionado, y solo actúa el cerebro por si solo, pero cuando el Espíritu se libera, empieza a andar a vivir la verdadera vida. Yo pues soy espíritu que hace siglos que me conozco a mi mismo, y podría preguntarte a ti que lees estas líneas, ¿y tú, te conoces a ti mismo?, aquí está el todo de la cuestión, Cristo o Espíritu Universal es TODO, yo mismo formo parte del TODO, o sea, de Dios, todos somos parte de Dios, somos hijos de Dios, lo que nos hace falta es descubrirlo en nosotros mismos, pero no en religiones, libros, etc., sino en nuestras propias experiencias espirituales, yo lo conseguí, otros lo han conseguido, consíguelo tú también y serás feliz y libre de verdad.