Cristo dice por boca de Jesús de Nazareth, el carpintero, “Donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”. Mateo 18-20. Los primeros cristianos si que entendieron a Cristo, dice el apóstol Pablo: “Saludad también a la iglesia de su casa. Saludad a mi amado Epéneto, las primicias de Cristo en Asia”. Romanos 16, 16. “Os saludan las iglesias de Asia. También os mandan muchos saludos en el Señor Aquila y Prisca, con su iglesia doméstica”. 1ª Corintios 16-19. Saludad a los hermanos de Laodicea y a Ninfa, y a la iglesia de su casa”. Colocenses 4-15. “Pablo, preso de Cristo Jesús y el hermano Timoteo, a Filemón, nuestro amado y colaborador, a la hermana Apia, a Arquino, nuestro camarada, y a la iglesia de su casa”. Filemón 1-2. “Cuando hubieron llegado, subieron al piso alto, en donde permanecían Pedro y Juan, Santiago y Andrés, etc., estaban en oración, con algunas mujeres, con María , la madre de Jesús, y con los hermanos de éste”. Hechos de los apóstoles 1-13 y 14. Y el apóstol Pablo en Roma, “Dos años enteros permaneció en una casa alquilada, donde recibía a todos los que venían a él, predicando el Reino de Dios, y enseñando con toda libertad y sin obstáculo lo tocante al Señor Jesucristo”. Hechos 28, 30-31. “Se produjo de repente un ruido del cielo, como el de un viento impetuoso, que invadió toda la casa en que residían. Aparecieron como divididas, lenguas de fuego, que se posaron sobre cada uno de ellos, quedando todos llenos del Espíritu Santo”. Hechos 2, 2-4. La cosa ya no puede estar más clara, Jesús de Nazareth y sus apóstoles, discípulos, hombres y mujeres, se apartaron de la religión oficial y empezó la nueva reunión, asamblea, que más tarde se llamó iglesia, pero en casas particulares, y lo más importante fue que el Espíritu Santo, se presentó a los reunidos en una casa, y no en una sinagoga o en un templo. Y esto que católicos y protestantes están de acuerdo en que la religión de Israel era la de Dios, pero esta religión se apartó tanto del camino de Dios, que Cristo tuvo que iluminar una vez más el camino, pero siglos después la iglesia se desvió. Se corrompió y el poder y el dinero fueron su Dios, y se construyeron edificios llamados iglesias, monasterios, catedrales, etc. siendo hoy una religión muerta, compuesta de ricos y pobres, explotados y explotadores, etc. reinando la más completa injusticia social dentro del mal llamado cristianismo católico y protestante. Pero hoy, una vez más, la iglesia de Cristo está en marcha, “La iglesia verdadera en cada casa obrera y Cristo en el corazón”, y al no organizar nada más que la familia en cada casa, será imposible que se desvíe del camino la iglesia pobre, ya que la idea está ahí, y muchos obreros, pobres del mundo ya lo saben, ánimos y adelante amigos, Cristo está con nosotros. Saludos de la iglesia pobre de Mallorca.

Enero de 1988