Creemos que Dios es el creador y recreador del Infinito Universo. Creemos que todo tiene vida y que la muerte es transformación. Creemos que todos somos hijos de Dios. Creemos que Dios es infinitamente sabio, justo y poderoso. Creemos que Dios no castiga a nadie, y nos da muchas oportunidades en éste y en otros mundos, reencarnando todas las veces que sean necesarias. Creemos que Cristo, Espíritu de Dios, se manifiesta en los seres vivientes, por lo tanto en los seres humanos. Creemos que además de manifestarse en los profetas, personas espirituales, etc.,en la historia humana, lo ha hecho de forma definitiva en un obrero carpintero: Jesús de Nazareth, al que llamamos el Cristo. Creemos que Jesús reunió a un pequeño grupo de obreros y obreras pobres del mundo, para seguirle. Creemos, pues, que dicho grupo es la verdadera iglesia de Cristo. Creemos que la verdadera iglesia de Cristo que nació en Israel, fue dividida y abolida. Creemos que la prueba de la destrucción de la primitiva iglesia, está en el catolicismo, la cismática griega y rusa, y el protestantismo con todas sus sectas. Creemos que algunos cristianos israelitas que Rabí, llegaron a España, sobre todo Mallorca, son los verdaderos seguidores del Jesús de Nazareth, que le vieron y escucharon. Creemos que unos pocos conservaron las sencillas enseñanzas de Jesús de Nazareth, y las transfirieron de padres a hijos de forma oral. Creemos pues, que ahora, los que hemos restaurado la iglesia pobre de Cristo, los descendientes de aquellos israelitas, somos la iglesia verdadera. Creemos que en el Apocalipsis o revelación, Juan el apóstol nos da idea clara de la séptima iglesia y del séptimo sello. Creemos pues, que ya ha llegado el fin de las iglesias de los ricos. Creemos que ya ha renacido el verdadero cristianismo, es la restauración de la iglesia pobre, formada por obreros y obreras pobres del mundo. Creemos que los llamados ritos, ceremonias, sacramentos, etc. De las iglesias de los ricos, no tienen nada que ver con Cristo. Creemos que bautizar, celebrar la cena de Jesús con los apóstoles, etc. podemos hacerlo de forma sencilla nosotros los obreros que formamos la iglesia pobre. Creemos que todos los obreros y obreras del mundo, pueden si lo desean, ser sacerdotes y apóstoles de Cristo, si abandonan sus riquezas materiales. Creemos pues, que el camino de Dios está abierto para todos, pero hay que tomar nuestra cruz y seguir al único y verdadero Maestro y Pastor, Cristo. Creemos que ya no puede estar más claro que la única y verdadera iglesia de Cristo es pobre. Creemos que todo lo que está ocurriendo en el mundo, en la humanidad, es prueba clara que solamente en Cristo hay la verdadera solución y salvación para todos los seres humanos. Creemos que solo el Amor de Dios es lo que necesitamos todos los seres humanos. Creemos, pues, que esta pequeña iglesia pobre en Mallorca, puede ser y es modelo para todos los seres humanos, si de verdad quieren seguir a Cristo y ser sus verdaderos sacerdotes y apóstoles.

 
Enero de 1990